tel: (0598) 2600 1527
fax: (0598) 2600 2226
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

SALIDA DIDÁCTICA - TURISMO SUSTENTABLE 2018

Con un día espectacular, tibio y con sol nos recibió el departamento de Rocha en nuestra primera jornada de visita a sus áreas protegidas.

Fuimos directamente al Parque Santa Teresa donde hicimos un almuerzo compartido y de allí a la Fortaleza, donde fuimos recibidos por Carolina, una de sus guías, quien con un carisma y una sólida solvencia, atrapó la atención de nuestros jóvenes alumnos en su rol de investigadores de este riquísimo rincón tan peculiar. Recorrimos sus instalaciones ilustrándonos en un marco histórico salpicado de jugosas anécdotas.

De la Fortaleza partimos raudos hacia La Coronilla, primera estación para comenzar una caminata hasta Cerro Verde, una de las áreas protegida del Departamento. Allí nos recibieron dos técnicos del Sistema Nacional de Áreas Protegidas, su Director, el Coronel (R) Jorge Pereira y el guardaparques del lugar, Sr. Manuel Barreneche, quienes nos acompañaron en una caminata de unos 8 kilómetros atravesando bañados, bosques, arena y praderas para llegar a ese lugar paradisíaco que declina sus laderas en el mar. En el camino, la naturaleza nos regaló el espectáculo de ver un sapito Darwin que se prestó como modelo para nuestras fotos. No sería una curiosidad si no fuese que este pequeño animalito descubierto por Charles Darwin en su pasaje por estos lugares está extinto y sólo existe en estos parajes.

El jueves desayunamos bien temprano y partimos raudos en el bus hacia la entrada de Cabo Polonio. La tormenta y la lluvia de la noche dieron paso a una mañana espectacular de sol pleno. Entramos al fabuloso parque de dunas de este lugar en camión 4 x 4 disfrutando de un paisaje increíble y en la pasada por la Playa Sur del balneario nos saludaron tres ballenas francas que jugaban cerca de la costa. Llegamos al poblado y de allí hacia el Faro característico donde la Profesora Mariel Ferreira nos ilustró sobre las peculiaridades del lugar, su fauna y flora. Finalizado este primer encuentro con el entorno, partimos en una caminata hacia el Arroyo Valizas para retornar al poblado que le da su nombre.

La caminata fue bordeando el océano, o sea por la parte más larga pero a su vez más hermosa. Catorce kilómetros de belleza que la naturaleza y el buen tino de las personas que decidieron proteger este lugar nos brindaron y que agradecemos sin dudas.

Luego del cruce en bote del arroyo, seguimos caminando hacia el Hostel que nos esperaba con el almuerzo. De allí hacia el Puente Valizas donde nos esperaban Juan Carlos y Marcos Olivera, el guardaparques del Monte de Ombúes, quien con la solvencia que lo caracteríza, y luego de una travesía en lancha de una media hora, nos ilustró sobre el lugar y su hermoso entorno que con tanto celo cuida esta familia.

 
rocha 10 rocha 11
rocha 12 rocha 13
rocha 14 rocha 15
rocha 16 rocha 17
rocha 18 rocha 19
rocha 20 rocha 21

A la noche el Hostel nos dio un “bonus track” ya que organizó un baile con discoteca y luces en su barbacoa que los chicos también pudieron disfrutar, a pesar del cansancio que nos rindió al poco rato y a la cama para reponer fuerzas y comenzar la tercera y última jornada que consistió en una recorrida por el balneario Barra de Valizas donde pudimos ver los bañados, el monte nativo, el bosque forestal y la extensa playa.

Luego de almorzar nos aprontamos para la partida. Pasamos por La Pedrera donde pudimos jugar un “picadito” en la arena, luego el faro de La Paloma y regresamos realizando una evaluación de las jornadas.