tel: (0598) 2600 1527
fax: (0598) 2600 2226
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

MARY POPPINS EN LA SCUOLA ITALIANA

XVIII SETTIMANA DELLA LINGUA ITALIANA NEL MONDO

Attività della IIa Secondaria di Primo Grado

Scuola Italiana di Montevideo – 17 de octubre de 2018

El pasado miércoles, en el Aula Magna de la Scuola Italiana di Montevideo, tuvo lugar la representación del musical Mary Poppins, fruto de un trabajo conjunto de los Profesores Álvaro Gargiulo, Valentina Font y Robert Orguet con los alumnos de IIa. Media de la generación 2018.

Se realizaron dos funciones a sala repleta donde no faltó la danza y las deliciosas canciones que hacen a la puesta.

 

Ier ACTO – (Londres 1906)

El almirante Bum (Francisco Pons) quien en su juventud fuera integrante de la marina de su Majestad británica y su fiel grumete Binacle (Juani Alvarez) controlan el acontecer diario de la Calle de los Cerezos cuando perciben la llegada de Bert (Matías Massat), un buscavidas que, con su arte callejero, llama la atención de los peatones ayudado por un presentador (Lucas Pernas). Entre los curiosos se encuentran el agente Jones, policía del barrio (Tomás Casal) y la Sra. Persimon (Romina Martínez) que escuchan cuando el almirante advierte de un vendaval que está por desatarse en la vecindad. Mientras tanto en la casa del Sr. Banks (Thiago Pimienta), bancario de profesión, ha renunciado nuevamente una niñera, esta vez es la Srta. Katty (Giuliana Delgado), cansada de las travesuras de los niños Jane (Sesé Machado) y Michael Banks (Facundo Rocha). Mientras la doméstica Ellen (Martina Buysan) le implora que se quede para no tener que ocuparse ella de los niños y la cocinera Brill (Tamara Marmoria) reza para que se vaya de una vez, llega la dueña de casa, la Sra Winifred (Aylin Carrasco), líder de un grupo de sufragistas no muy comprometidas con la causa (Andreina Bodega, Agostina Bottaioli, Josefina Clavier, Bernadita Rista). Con el reclamo justo de la niñera del que hace oídos sordos el grupo de mujeres que sólo escucha sus propias proclamas llega la noticia de la desaparición de los pequeños Banks en el zoológico por cuarta vez en la semana.Para desgracia de la Sra. Winifred está llegando a casa su única preocupación, su “exitoso” marido, seguido de su séquito de secretarios (Santiago Antelo, Leandro Ferrari, Agustín Ricciardi). Evita que el escándalo sea mayor la llegada del agente de policía con los niños que se ofrecen a colaborar con la nueva niñera. Para ello redactan un aviso clasificado que al no ser del agrado del Sr. Banks es descartado. Se presentan respondiendo a una publicación que aparece en el Times varias candidatas, entre ellas la Sra. Corey (Mia Viera) y la Sra. Clark (Serena Russo) pero no son tenidas en cuenta. En cambio, la irreverente Mary Poppins (Constanza Fava) es quien resulta contratada. La niñera mágica enamora a Jane y Michael que no dan crédito a sus ojos ante tantas maravillas que van desde hacer aparecer objetos de un bolso vacío o ver pingüinos que hablan (Felipe Berger, Lucas Pernas) y locos reporteros (Franco Carpinelli, Mateo Frois) en el parque, hasta desaparecer dentro de uno de los dibujos de Bert.

 

IIdo ACTO

El almirante Bum (Matías Gandini) y su grumete (Martín Pereyra) siguen controlando la Calle de los Cerezos mientras dentro del número 17 la Sra. Win (Aymara Carrasco) se prepara con la ayuda de la Sra. Ellen (Josefina Díaz) para asistir a una manifestación de las sufragistas (Aurora Bisogno, Francesca Cario, María Casaravilla, Victoria Pugliese). Milagrosamente el ambiente en casa es de alegría, hasta la Sra. Brill (Julieta Tostado) está de buen humor y canta junto a los niños (Damián Mollajoli, Lucía Russo), hecho que es condenado por el gruñón Sr. Banks (Mateo Fernández). Mary Poppins (Sofía Barbitta) aprovecha la jornada para llevar a sus protegidos a visitar la casa de su loco tío Albert (Joaquín Charec) que sufre del grave e incurable síndrome de la risa. Al regreso, el mal humor del dueño de casa no ha variado, y es Mary quien debe oír sus reclamos y los de sus secretarios (Mathías Abeijón, Luciano Clavelli, Facundo Quesada, Mauro Salsamendi). La hábil niñera mágica entonces hace creer al señor Banks que tuvo la idea de llevar a sus hijos al banco para que conozcan su trabajo. La emoción de Jane y Michael es total, tanto que para lograr que se duerman y enseñarles a ser generosos Mary debe volver a la infancia (Sofía Garlati) cantándoles la canción de la catedral, lugar por el que pasarán antes de llegar al banco y donde conocerán a la viejita que vende migajas de pan para las palomas (Josefina Díaz).


 
mary poppins 01
 mary poppins 02
 mary poppins 03
 mary poppins 04
 mary poppins 05
 mary poppins 06
 mary poppins 07
 mary poppins 08
 mary poppins 09
 mary poppins 10

Esa mañana conocen a los despiadados gigantes de las finanzas, propietarios del banco “Dawes”: Junior (Joaquín Farías), Medior (Agustín Caetano), Superior (Matilde Carvalho) y al anciano Senior (Facundo Ellauri) que le prohíben a Michael gastar sus ahorros prometiéndole enormes intereses bancarios, proyectos de inversión inverosímiles y finalmente quitándoselos.

Ante la alarma de una cliente del banco (Sofía Garlati), todos los ahorristas retiran su dinero generando un gran caos. Los niños escapan y con la ayuda de Bert (Damián Almirón), que ahora trabaja como deshollinador, logran llegar a su casa donde justamente se estaba necesitando alguien que limpiara la chimenea. Después de que los niños fueran aspirados por esta, Mary, Bert y la cocinera suben a la azotea y allí reciben la visita de otros deshollinadores (Lucca Buonomo, Matías Licerán) que junto a muchos amigos bailarán para ellos. Ante tanto escándalo

Bum y Binacle comienzan a disparar cañonazos lo que hace que el baile se traslade a la residencia Banks. Llega entonces el momento de las reprimendas, por un lado el despido de Mary Poppins y por el otro el del Sr. Banks quien desaparece siendo buscado por el agente de policía (Lucca Buonomo). Al regresar a casa se concluye que el gran gruñón de la historia aprendió la lección teniendo que cantar supercalifragislisticoespiralidoso para resolver sus problemas lo cual le valdrá finalmente la recontratación. Habiendo cumplido con su misión, Mary

Poppins se retira de la casa Banks conversando con su gracioso paraguas parlanchín.